El Pazo das Cadeas es una edificación solariega de finales del siglo XVI que se encuentra en pleno Valle de Barcia, a unos 25 minutos del centro de A Coruña y a 35 minutos de Santiago de Compostela.


        Se halla enclavado en el Camino Inglés que antaño conducía a los peregrinos que arribaban al puerto de A Coruña y caminaban hasta alcanzar su ansiada meta: Santiago de Compostela.


        El pazo se ubica en un área de 15.000 m2 y goza de espectaculares vistas orientadas al valle de Barcia, conocido por su gran belleza natural.


        El Pazo das Cadeas emana tradición por cada una de sus piedras. El hórreo, el cruceiro, el palomar, la capilla y otros muchos elementos característicos de los pazos gallegos han estado donde hoy están desde tiempo inmemorial.


        Su especial encanto, la excelente cocina y el esmerado cuidado en todos los detalles confieren, a todos los eventos que en él se celebran, un carácter singular y memorable.

  


      En el mes de abril del año de 1690, España espera ansiosa la llegada de su nueva Reina Mariana de Neoburgo que un año antes había casado por poderes con el rey Carlos II, último que fué de la dinastia de la Casa de Austria. El rey no ha acudido a recibir a su nueva esposa, tal como había supuesto en un principio, pero no se le critica, ya que de todos es conocido su precario estado de salud.